miércoles, octubre 20, 2010

Fuego lento

Unos brazos que rompen el
silencio,
silencio de recuerdos anodinos,
torrente de hormigas por
el cuerpo,
que delimitan lo falso
de lo eterno.

Otros brazos que arropan
al otoño,
otoño de fuegos arbóreos,
que se van consumiendo lento.

Un abrazo, en el que
confluyen todos los brazos
en ti.

No hay comentarios.: