martes, enero 18, 2011

Ansiedad

El vientre se deshace
en el vacío de la espera:
atropellamiento cíclico de la voluntad.
Los velos del pasado
que congelan la razón,
en revelaciones oníricas
ininteligibles.
Benzodiasepina.
Calma.

No hay comentarios.: