jueves, diciembre 02, 2010

Vida

vida contenida en lo eterno de un instante
en que derramados pensamientos
alcanzan lo profundo.

Surges por el aro bendecido
tropezando con torpezas
y oxidando tus gestos
en un ruido desolador.

En que la muerte se apaga lentamente
al saberse cierto de ser perenne
en la tumba que es el aire.