viernes, marzo 30, 2007

Des-espera

"El mundo es un espejo que nos deja ver sólo aquello que no podemos en los sueños"

Mi alma autista
por el dolor,
despierta al calor
de tu alma.

¿Cómo traspasar la frontera del miedo
que corroe la carne
como lo hace contigo?

Es la maldición
quevediana
la que no permite
reposo
de ese jinete
del viento
- que no acepta dueño -
que pasa en vela
deambulando por vías
que llevan
de ensueño en ensueño.

martes, marzo 27, 2007

El arca de tu ser

Quiero encerrarme a llorar
para ahogar
la soledad
de mis sueños.

No es que sienta verguenza
de que alguien me vea hacerlo;
no quiero causar un diluvio
con tanta tristeza.

Y por más que intento,
no fluye ningún sentimiento;
sólo oquedad que encierro,
verte tan cerca, tan lejos.

lunes, marzo 26, 2007

El árbol de la vida

Cuando pienso en la vida,
no hay nada que me haga evocarla más
que la luz de tu ser...

"En el camino al asombro,
tu luz enciende
ubérrimas pasiones
en el jardín de mi Edén.

Me muestra la ruta del viento,
cuando dobla la esquina de la soledad.
Cuando logra fundir el polvo
de lejanas estrellas
y las convierte en vida."

viernes, marzo 23, 2007

De viaje

"...me elevas y me llevas más allá del No Tiempo"

Verte envuelta así
me hace recordar
las costas de Creta
llenas de áureos destellos.

Ese intrínseco deseo
de hacer espirales
con los hilos del Tiempo.

Sabía que el barco
podía arribar a mi puerto
de nuevo.
Por eso sigo
en la ribera
disfrutando del baile
de tu bella eslora
con el mar.

martes, marzo 13, 2007

Desierto adentro

"Hoy regreso cansado no sé bien de qué sitio" Alejandro Filio

Recorro las dunas
de mi alma
en busca de tí,
humeante espejismo,
que incineras mis recuerdos
con tu fugaz destello.

[Esta distancia,
que nos pierde bajo
la bóveda de la eternidad,
en la que el jinete del viento
no puede entrar
al aire espeso,
no explica el porqué
de tu recelo.]

martes, marzo 06, 2007

Let it breath

Siento fluir
el sentimiento supremo
hacia el negro profundo
que está sobre nosotros;
mis manos que pican
de tanto por dar.

Sigo en espera
del jinete que
cuida del viento...